Sistematización de Experiencias o Evaluacion orientada al Aprendizaje

 

Estimadas/os, en esta ‘entrada’ al blog de planificación, compartimos los principales conceptos del este interesante enfoque de evaluación orientado al aprendizaje.

Luego de haber realizado una breve introducción a los diferentes tipos de Evaluación de Programas y Proyectos en clases anteriores, en esta ocasión nos concentramos sobre La Sistematización de Experiencias. Como hemos comentado en clase, aún cuando en muchos casos existe mayor ayuda al desarrollo social (esto es, más recursos para programas de desarrollo y políticas sociales, más técnicos e infraestructura, más programas de extensión y transferencia tecnológica) persisten dificultades a la hora de convertir estos esfuerzos en resultados positivos, es decir, en un mayor desarrollo social. Al respecto, destacamos que muchas veces -aún con más recursos- se siguen cometiendo los mismos errores. Esto se debe, en gran medida, a la escasa cultura de evaluación y revisión de la práctica, lo cual nos lleva a persistir en los mismos errores.

Sistematizar, práctica poco frecuente…
Muchas veces existe el mito de que la sistematización es una tarea muy compleja, y que su bibliografía es poco difundida, así como sus metodologías poco claras, costosas o de difícil aplicación. Por otro lado, con frecuencia se piensa -erróneamente- que es necesario contar con especialistas externos, una suerte de ‘sistematozoides’…! Así mismo, mencionamos que una de las razones por las cuales se realizan pocas sistematizaciones es que este enfoque de evaluación suele no estar incluido dentro de la estrategia de aprendizaje institucional. Muchas veces, además, no se comprende la diferencia entre sistematización y evaluación, o se confunde la sistematización con un registro o memoria de la experiencia. Como hay pocas experiencias sistematizadas, y los resultados no siempre son buenos, en muchos casos se menosprecia la utilidad de esta herramienta metodológica.

¿Qué supone una sistematización de experiencias?

grafico 1La sistematización es un proceso de reflexión participativa sobre una experiencia para construir aprendizajes y generar lecciones a partir de ella. Este enfoque busca reconstruir y ordenar la experiencia para interpretarla críticamente y poder explicitar la lógica del proceso vivido, los factores que han intervenido en dicho proceso, cómo se han relacionado entre sí, y por qué lo han hecho de ese modo. Puede abarcar diferentes áreas, por ejemplo, la metodología utilizada, el contexto institucional y socio-histórico, las relaciones entre el agente externo y los pobladores, el proceso organizativo, los obstáculos y facilitadores, y los resultados e impactos de la experiencia.

Existen diferentes formas o métodos para realizar una sistematización. Uno de los más sencillos y claros es el siguiente: La sistematización: una nueva mirada a nuestras prácticas

Dicen que “el que hace, sabe. Pero el que piensa lo que hace, hace mejor”. Acá, la organización chilena Caracol, el apañe de los piños, nos cuenta cómo la sistematización es un aporte a la construcción del movimiento popular. Para comprender un poco más sobre el tema, vale escuchar los siguientes testimonios de la experiencia de sistematización de programas educativos.

¿Cuáles son las preguntas típicas de la sistematización?
Para hacer alusión a las preguntas que pueden orientar una sistematización, presentamos la siguiente gráfica, la cual intenta destacar, a modo de esquema general, los principales interrogantes que hay detrás de una sistematización de experiencias. La gráfica también ilustra las principales características que cruzan transversalmente estas preguntas y la manera de realizarlas durante el proceso de construcción colectiva del conocimiento que supone este enfoque de evaluación.

preguntas y enfasis de la sistematizacion

En tanto proceso dinámico y reflexión crítica, diversos autores señalan que las preguntas principales son:

 ¿Cuál fue la naturaleza del proyecto o experiencia?
 ¿Qué se realizó, cómo, por qué y para quién/es?
 ¿Cómo influyeron las dimensiones culturales, económicas, geográficas, institucionales, políticas y psicosociales en el diseño e implementación del proyecto?
 ¿Qué procesos se dieron durante el proyecto, previstos y no previstos inicialmente?
 ¿Cuáles fueron los resultados del proyecto y cuál el impacto generado por ellos? ¿Cómo y por qué se produjeron?
 ¿Qué problemas se encontraron en el proyecto y cómo se resolvieron?
 ¿Cuáles fueron los factores que facilitaron y/o dificultaron el desarrollo del proyecto?
 ¿Cuál fue la calidad de las relaciones que se dieron entre el(los) facilitador(es) o entidades de apoyo y los beneficiarios o usuarios del proyecto?
 ¿Qué aprendieron los participantes en la experiencia?
 ¿Cómo se produjo el aprendizaje?
 ¿Qué lecciones pueden ser comunicadas y replicadas en otros casos?

Por supuesto, el tipo de pregunta y la mayor diversidad y/o profundidad de las mismas cambiará según sea el propósito de cada experiencia y su respectivo proceso de sistematización. Además, variarán según el momento del ciclo de la sistematización. Buscando clarificar algunas prácticas que parecieran ser similares, presentamos un cuadro con las características principales que diferencian de la Investigación, Evaluación y Sistematización.

Metodología de la sistematización

La sistematización es un proceso, el cual supone el tránsito por diferentes momentos o ejes de análisis, aunque no siempre de forma lineal o secuencial. Estos momentos, aspectos o elementos a ser documentados y analizados durante el proceso de sistematización, constituyen variables que debieran ser observadas en la experiencia a partir de la combinación de diferentes instrumentos de recolección de datos (entrevistas a los responsables del proyecto y población beneficiaria, observación de la operación del proyecto en terreno, análisis de documentos, informes y otras
fuentes de información, etcétera).

El punto de partida es la selección de la experiencia o proyecto que se desea sistematizar.

Este primer momento se lo conoce como identificación o construcción del objemomentosto de conocimiento, y el principal propósito del mismo es definir el alcance de la experiencia, los aspectos o ejes que sobre los que se desea generar lecciones y aprendizaje.
El segundo momento consiste en la identificación de los actores claves o de relevancia para la experiencia, priorizando todos aquellas personas o instituciones que se involucraron de una u otra forma en el proceso o intervención.
El tercer momento tiene que ver con la descripción y análisis de la situación inicial y el contexto donde se desarrolló la experiencia.
En el cuarto momento, la sistematización se concentra en la recuperación de lo que fueron los principales objetivos y propósitos de la experiencia (explícitos e implícitos) y la descripción y análisis de la intervención.
El quinto momento de este proceso, refiere a la descripción de los resultados e impacto del proyecto, si los hubiere, o –dicho en otros términos- el análisis de la situación final o la situación al momento de realizar la sistematización.
Finalmente, en el sexto momento, la sistematización se concentra en lo que podría denominarse la producción de conocimiento, o la síntesis de lo que fueron las lecciones y aprendizajes fruto de la intervención.

Para profundizar sobre los momentos, pueden revisar “¿Cómo aprender de la Práctica?, un trabajo algo viejito, pero vigente; o bien, “la sistematización, una mirada a nuestras prácticas“, otro de los clásicos en la materia. Como vemos, la sistematización es, de alguna manera, el arte de hacerse y hacerle preguntas a un proyecto o experiencia… Para ello debemos estar abiertos a lo inesperado, ser críticos y autocríticos, estar dispuestos a preguntas incómodas y respuestas incluso más incómodas… Como suele decirse, para aprender de la experiencia nada mejor que cuestionarse y preguntarse sobre ella… Una buena pregunta es mejor que muchas respuestas equivocadas, no?

Para profundizar y ver ejemplos, pueden visitar la página del Curso Libre de Sistematización de Experiencias que damos cada dos años en la Facultad. En la sección ‘bibliografía básica’ encontrarán un apartado con manuales sobre este enfoque de evaluación y otro apartado con ‘experiencias de sistematización’. En el primero podrán abordar diferentes cuestiones conceptuales y metodológicas, mientras que en el segundo encontrarán una lista de informes de diferentes experiencias sistematizadas. Para quienes quieren conocer la sistematización de experiencias cercanas a nuestra provincia, les sugiero leer el informe La Dimensión Humana de la Conservación, el que presenta un caso comparado de San Juan y Córdoba con proyectos de desarrollo sustentable en comunidades aledañas al Parque Nacional San Guillermo en el departamento Iglesia. Fruto de este trabajo se editó un video, el que denominamos Gente de Tierras Altas, y que refleja los aprendizajes de la experiencia así como los valores de este tipo de intervención (ver debajo)

Espero les haya servido esta clase.  Saludos cordiales!

El equipo cátedra!

Anuncios
de planificacionsocialunsj Publicado en Clases

Preguntas - Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s